Oración de Petición

Padre del cielo, Padre bueno, Tú conoces todas mis necesidades. Tú sabes que llevo, en mi corazón de madre, las intenciones, las angustias y dificultades de mi familia y de todos mis seres queridos.

Hoy quiero confiar a Ti todas estas peticiones, intenciones y necesidades que llevo en mi corazón, con la total confianza de que me escuchas y me respondes mucho más allá de lo que me atrevo a pedir. Te agradezco por escuchar mi oración y súplica en favor de mi familia para que se mantenga unida, para que podamos vivir entre nosotros el Amor de Dios, perdonar las ofensas, sanar los corazones y vivir tu bendición en plenitud. Que nunca nos falte el pan de cada día y el sustento necesario para sostener la familia.

Bendice, Señor, a mi esposo y a mis hijos: que a ellos nunca les falte tu Gracia, tu Amor y tu bendición. Dales salud espiritual y física, fortaleza y dirección en su camino; oriéntalos siempre según tus planes, según tu Amor, según tu Santa Voluntad. No te olvides, Señor, de nuestras necesidades y, en los momentos de mayor dificultad, fortalece nuestra fe y déjanos ver la luz de la Esperanza, que podemos tener en el Nombre de Jesús, tu Hijo, Nuestro Señor.

Gracias, Padre, porque en todo momento y circunstancia nos ayudas, nos salvas, nos sanas y nos bendices.

A Ti te suplico que me llenes de tu Gracia, me llenes de tu Espíritu, habites en mi corazón y me sostengas para que pueda vivir con alegría la bella vocación y misión que me has dado de ser madre.

Dame la sabiduría y la salud para ser siempre un instrumento de tu amor al servicio de mi familia y de tus hijos, Señor.

Bendito, alabado y adorado seas por siempre, Señor y Dios Nuestro.

Te confieso y te doy todo el amor de mi corazón.

Gracias por escuchar mi oración y concedernos en familia tu bendición

¡¡Amén!!