Oración de Alabanza

Bendito Dios, quiero alabarte en este momento con todo mi ser. Quiero exaltar tu Nombre por las maravillas de tu Poder. Te bendigo y te alabo, Dios, porque te has revelado en mi vida como Dios de Amor, Dios de Misericordia, Dios de Poder. He visto tu Poder y tu grandeza cuando me has perdonado, cuando me has acompañado y sostenido en los momentos más difíciles de mi vida.

Te alabo y te bendigo porque te has glorificado haciendo toda clase de maravillas en mi vida y en mi familia. Te alabo y te bendigo porque nunca me has dejado sola. Te alabo y te bendigo porque siempre me has hecho sentir tu Amor de muchas maneras.

Te alabo y te bendigo por tus acciones poderosas en favor de mí, cuando te he necesitado. Te alabo y te bendigo porque tu Misericordia no tiene medida. Te alabo con gozo, te alabo con la alegría, porque me siento amada, favorecida y bendecida por Ti. Te alabo porque Tú eres mi fortaleza, mi esperanza y mi dicha en el camino de la vida. Te alabo porque eres mi protector y defensor, porque eres mi refugio y mi fuerza.

Te alabo y te bendigo porque me has dado el don de ser madre, de dar vida y de estar al servicio de la vida. Te alabo y te bendigo porque Tú has hecho de mí una mujer valiente, una mujer valiosa, una mujer virtuosa y victoriosa en tu Nombre, Señor. Te alabo y te bendigo porque haces de mí una mujer con propósito con miras a la salvación, la Vida verdadera y la bendición.

Te alabo y te bendigo, Señor, por las maravillas que haces en mi presente y que harás y en mi futuro.

¡Alabado seas por siempre Señor Jesús! ¡¡¡Amén!!!